De interés

Sigue una fuerte molestia entre los amigos del transporte debido a que se les obliga bajo métodos ilegales a realizar esta labor de campo cuando en sus contratos de trabajo no estipula dicha labor

Concesionarios del transporte urbano en Mérida a punto del colapso económico

Enviar a un amigo Imprimir

08-08-2020.- Debido a las escasas ganancias podrían dejar de prestar el servicio en unos cuantos meses por sus altos costos en diésel, las escasas unidades con que pueden trabajar y por las numerosas multas que les impone la dirección estatal de transporte

De acuerdo a una investigación de El PRINCIPAL son varios dueños de diferentes empresas dedicadas por muchos años al negocio del transporte urbano en Mérida que anticipan que de continuar esta situación económica podrían dejar de prestar el servicio en corto lapso de tiempo lo que perjudicaría notablemente a la base trabajadora que tiene que trasladarse diariamente en estas unidades para ir a sus centros de trabajo o los ciudadanos que necesitan llegar a diferentes puntos de la ciudad para realizar diferentes trámites.

Se informa que el elevado costo del diésel, las refacciones, sueldos y prestaciones, además de las multas que les imponen por cualquier cosa los inspectores de la dirección estatal de transporte, están logrando que algunas empresas estén pensando seriamente en parar su actividad en un corto lapso de tiempo debido a que las ganancias son muy escasas.

Reconocen que hoy esta actividad pasa por uno de sus momentos más críticos, en especial por el tiempo que tienen que esperar los usuarios, pero ello se debe a que para poder brindar el servicio tendrían que erogar mucho dinero en diésel, pago de sueldos y demás gastos.

 

SOLAMENTE 20 A 23 PASAJEROS PUEDEN IR POR CADA CORRIDA

 

Hoy debido a la actual pandemia del Coronavirus, en el interior de los autobuses dependiendo de su tamaño pueden llevar entre 20 a 23 personas, los que están sentados cerca de las ventanillas y un máximo de 7 personas paradas por cada corrida de ida y vuelta, y si algún operador comete el error de subir a una persona mas como una mujer embarazada, una persona con discapacidad o de la tercera edad y es sorprendido por un inspector de transporte, no hay piedad se le impone una multa al operador y a la empresa.

Lo más grave se precisa es la falta de diálogo, ya que a cambio de un pequeño subsidio por parte del gobierno del estado les quieren obligar a prestar un servicio como el de antes, por lo que varios empresarios del transporte urbano consideran que el subsidio en gasolina a las unidades representaría como primera medida ofrecer un servicio más eficiente y con mayor regularidad en sus corridas.

Finalmente, se precisa que la falta de diálogo con el Gobernador del Estado, Mauricio Vila Dosal es la causa principal del deficiente servicio que hoy se presta en todo Mérida, no se permite ninguna sugerencia y cuando se plantea a las autoridades de transporte se desechan de manera inmediata, por lo que el negocio del transporte urbano pasa por uno de sus peores momentos y ante ello no descartan la posibilidad de ir sacando unidades ante el escaso margen de ganancias y los que serán afectados serán naturalmente los usuarios de este vital servicio.

 

Por EL PRINCIPAL

 

Galería Fotográfica

Comenta la Nota


 

Por favor llene todos los campos.
Nombre:
Email: (No se mostrará)
Comentario:
   

Temas Relacionados