De interés

Ciudadanos entusiastas de participar en la consulta ciudadana sobre movilidad urbana en Mérida

Rabieta política deja mal parado a grupo ivonista en Yucatán

Enviar a un amigo Imprimir

16-08-2019.- Como bien dice el columnista político, Guillermo Barrera Fernández la sorpresiva decisión de abandonar el PRI, Ivonne Ortega Pacheco fue una decisión muy parecida a una rabieta, dejando a su grupo mal parado dentro del priísmo yucateco, pues ahora sin su presunta líder moral quedan sin el madrinazgo político y abandonados a su suerte.

Su gobierno de escándalos continuos solamente salvado por la siguiente administración estatal rolandista que le limpió todas sus cuenta le permitió seguir con su camino, le dejó seguir creciendo políticamente aunque el daño ya estaba hecho, en Yucatán y principalmente la capital yucateca mucha gente no ve con buenos a la originaria de Dzemul, pues saben que lo realizado durante sus años como gobernante fueron un auténtico desastre.

 

Su política social fue superada por los escándalos de su gente, sobre todo porque no supo nunca corregirlos a tiempo, todo ello documentado, pero nunca debidamente investigado naturalmente por la gente de su ex partido.

 

Su renuncia era inminente, pero no tan pronto, era mejor que hubiera esperado los cambios y poder negociar algo para su grupo, pero su temperamento y su supuesta lucha contra la cúpula detonó en su abrupta renuncia, en donde sabía que ya no iba a ser bien vista por el nuevo dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas quien tomará la protesta de ley este domingo.

 

Ivonne Ortega Pacheco, Angélica Araujo Lara y tantos otros políticos que realizaron situaciones controversiales cuando éstos fueron autoridades saben que la gente no les perdona tantos abusos, tantas irregularidades, pero sobre todo el haber dejado un mal sabor de cómo no se debe gobernar.

 

Seguramente, tendrá gente a su favor y que ruegan que se vaya a otro partido, pero el daño ya está hecho en Yucatán y si adopta la actitud de irse a otro partido llámese Morena, PVEM su imagen pública en nuestro estado está en llamas, pues si no pudo ganar una elección interna en su estado entonces las cosas simplemente están más que mal.

 

Lamentablemente, su renuncia si perjudica a su gente que creía en su dogma político y deja sepultadas las esperanzas de que éstos pudieran negociar con el nuevo líder nacional del tricolor.

 

Su renuncia si sorprendió a sus seguidores, no era el momento oportuno, pero más pudo su temperamento que aceptar que dentro del PRI las cosas se juegan siempre a favor del que tiene más poder y eso no lo tenía porqué cuestionar, es la base de un partido que hoy sigue siendo más que cuestionado por los mexicanos.

 

Finalmente, la renuncia de Ivonne Ortega Pacheco no se tiene que lamentar, simplemente fue una figura y punto que reiteramos labró su destino con sus propias manos y muchas de ellas erráticas, cuya imagen hoy a lo largo y ancho del país está más que conocida, sobre todo en su natal Yucatán donde la mayoría de sus habitantes siguen rechazando abiertamente su gobierno insistimos lleno de controversias, irregularidades financieras, pero sobre todo el haber llevado un gobierno ligado al espectáculo circense con artistas de Televisa y todo ello con gasto al erario público y eso aquí y en China fue un abuso de poder al igual que su amiga del alma, Angélica Araujo Lara quien gastó cientos y cientos de miles de pesos con los conciertos de Juanes y Shakira.

 

 

Por EL PRINCIPAL

 

 

 

 

 

Galería Fotográfica

Comenta la Nota


 

Por favor llene todos los campos.
Nombre:
Email: (No se mostrará)
Comentario:
   

Temas Relacionados