De interés

Extensión de la Ley Seca en Yucatán genera un mar de dudas y una enorme controversia entre diversos sectores de la población yucateca

Derechohabientes del IMSS denuncian pésimo servicio médico durante la actual pandemia del Coronavirus

Enviar a un amigo Imprimir

01-08-2020.- Desde el inicio de la actual pandemia del Coronavirus que ha tenido un repunte temible en las últimas semanas con más nuevos casos y fallecimientos en todos los puntos de la entidad, pues no debemos olvidar que ya rebasamos los más de 1000 decesos y estamos por llegar a 10 mil personas contagiadas.

Hoy queda demostrado que el servicio público federal de salud como el del Instituto Mexicano del Seguro Social en Yucatán es cada vez peor, sobre todo cuando una persona con síntomas más que sospechosos de tener el Coronavirus, la atención en muchos casos simplemente brilla por su ausencia.

Relataremos dos casos, el primero una derechohabiente que labora en el gobierno estatal quien acudió el pasado miércoles a la unidad de atención familiar del IMSS en Caucel, la paciente reportaba calentura de más de 38 grados, diarrea, tos, dolor en todo el cuerpo y demás síntomas que son más que sospechosos de un cuadro de Coronavirus.

La paciente es una mujer joven, quien además de trabajar al igual que su esposo tiene que atender a  sus  hijos.

Lo que nunca se imaginó es que no solamente no recibió la atención médica correspondiente a la cual tiene derecho por ser derechohabiente del IMSS y que de manera quincenal se le descuenta  puntualmente de su salario las aportaciones correspondientes, sino que de manera tajante le informaron que no la podían atender y mucho menos  realizarle la prueba del Covid 19, y que si en la dependencia estatal donde labora si éstos están interesados,  ellos son los que deben asumir la responsabilidad de mandarle hacer la prueba, es decir que en este caso el IMSS se lava las manos.

Además de también informarle que no se le podía atender en ese momento porque solamente estaba en servicio un médico que no se daba abasto con tantos pacientes.

Queremos puntualizar que la persona que tuvo la enorme gentileza de darle esta negativa información es gente del filtro que se encarga de recepcionar el carnet de los enfermos.

A final de cuentas, lo único que le dieron a la paciente fue una caja de paracetamol, una incapacidad y sin la información correspondiente que debe guardar si está contagiada del Covid 19.

Ante ello, llamó al famoso número  gratuito de atención de salud del gobierno del estado para gente enferma del Coronavirus, en donde le dieron número de folio para hacerle la prueba, pero nunca le precisaron la fecha y hora, por lo que ya son 4 días que sigue esperando el llamado de las autoridades de salud estatal, que diariamente y hasta el cansancio ofrecen las supuestas bondades de este servicio de atención médica en los informes vespertinos de la Secretaría estatal de salud donde se hace un recuento de los nuevos casos y fallecimientos, pero que en la práctica mucha gente se ha dado cuenta que la atención que ofrecen no es como lo pintan.

Otro caso que recibimos es un enfermero precisamente del IMSS en donde increíblemente le negaron primero la atención y la prueba correspondiente del Covid 19, el cual le dijeron que se tenía que trasladar a su consultorio familiar ubicado en Juan Pablo Segundo, grande sería su sorpresa al informarle que el techo de urgencias de este sitio se había derrumbado, por lo que lo enviaron a la clínica del IMSS de Caucel, donde también le negaron la atención, lo cual resulta increíble porque son parte del personal médico y de enfermería de esta institución.

Con este tipo de atenciones queda claro que hoy la atención médica ante la actual pandemia está pasando una grave y terrible crisis, pues mucha gente que está contagiado, inclusive trabajadores de salud no están recibiendo la atención ni el tratamiento adecuado, por ello a diario se disparan los nuevos casos y un elevado número de fallecimientos.

También es importante precisar que el enfermero a quien conocemos personalmente es padre de familia y por fortuna es una persona joven, pero que hoy está luchando para afrontar una situación que no se esperaba luego de sus agotadoras jornadas de trabajo en la atención de pacientes de Covid 19.

Finalmente, se espera que los responsables del IMSS en Yucatán tomen en cuenta la seriedad que representa atender de manera pronta y responsable a sus derechohabientes y naturalmente a los que integran el escuadrón de hombres y mujeres que a diario exponen su vida contra el combate del Coronavirus, en ambos casos no existen excusas y la gente que tiene un comportamiento retrógrado y falto de ética debe ser objeto de fuertes sanciones, pues si no existe cultura de apoyar a sus compañeros de trabajo y la gente que lo requiere entonces para qué están dentro del sistema de salud.

 

Por El PRINCIPAL

 

Galería Fotográfica

Comenta la Nota


 

Por favor llene todos los campos.
Nombre:
Email: (No se mostrará)
Comentario:
   

Temas Relacionados