De interés

De ninguna manera se puede despedir a un empleado abruptamente, ya que se tiene que justificar en forma legal la baja de un trabajador, los cuales cuentan con leyes a su favor, Gaspar Quintal

Un pueblo sin cultura es un pueblo sin identidad

Enviar a un amigo Imprimir

28-07-2021.- El Museo de Arte Contemporáneo Ateneo de Yucatán (Macay) cerró sus puertas de manera simbólica debido al “culturicidio” protagonizado por el gobernador Mauricio Vila Dosal, ya que se niega a proporcionar los recursos económicos necesarios del inmueble, denunció el titular del ramo, Rafael Alonso Pérez y Pérez.

Hoy, de manera simbólica cerró sus puertas de manera simbólica debido a la falta de recursos, pues en esta ocasión el gobierno del Estado sólo les otorgó dos millones de pesos, aprovechando el proceso electoral del pasado 6 de junio.
Por el momento aún no se define tiempo que durará el cierre de las instalaciones, ubicadas en el edificio propiedad del gobierno federal, el cual, hasta el momento tampoco les otorga presupuesto, por parte de la Secretaría de Cultura.
Denunció el incumplimiento del convenio de colaboración, de fecha 25 de noviembre de 1993, firmado por el gobierno del Estado, en el cual se compromete a proporcionar los recursos económicos necesarios para sufragar los gastos relacionados con las obras de restauración, mantenimiento y conservación del inmueble.
Así como también a proporcionar los recursos económicos necesarios para la operación y administración del Macay.
En conferencia de prensa solicitó la intervención del gobierno federal, así como al congreso del Estado y de la Unión, su intervención para evitar el cierra “del único museo de arte contemporáneo del sur y sureste del país.
Recordó que antes de la administración de Vila Dosal, al Macay se le otorgó un presupuesto anual de 16 millones de pesos, en su primer año de gestión bajó a ocho millones.
Asimismo, en diciembre de 2019 y enero de 2020, la hoy ex titular de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), Érica Millet Corona, le advirtió que ya no hay recursos para el Macay, pero al final sólo les otorgaron cuatro millones de pesos, motivo por el cual “se fue el 56.2 por ciento del personal, desaparecieron áreas como servicios educativos, medios, vigilancia, mantenimiento, museografía, etc”.
De las 46 personas contratadas, ahora sólo se cuenta con 17, y en el caso de las personas despedidas, la Fundación pagó cinco millones de pesos para las liquidaciones, pues “no somos como Vila Dosal, tenemos un compromiso con los trabajadores”.
Pérez y Pérez comentó que la hoy titular de la Sedeculta, Loreto Noemí Villanueva Trujillo, le habló ayer por teléfono, cerca de las seis de la tarde, para informarle que no hay recursos para el Macay.
El pretexto fue que no hay presupuesto a consecuencia del Covid-19, pero “la realidad, ya que querían dar el recurso antes de la aparición de la pandemia en Yucatán”.
Inmediatamente, la mandó una carta para que estuviera presente en la conferencia de prensa, para que diera la cara y respondiera las preguntas de los comunicadores, pero no contestó, y mucho menos se presentó.
El monto del presupuesto era para acopio, dispersión de obras, seguros, el pago de la nómina, mantenimiento del edificio, inmueble, electricidad, más de 70 mil pesos, y gastos de operación.

Galería Fotográfica

Comenta la Nota


 

Por favor llene todos los campos.
Nombre:
Email: (No se mostrará)
Comentario:
   

Temas Relacionados