De interés

Hoy se consuma oficialmente un atentado a la comunidad cultural y artística: el cierre del Macay, dizque por falta de presupuesto

Llama IMSS Yucatán a cuidar de la salud ante las altas temperaturas por el inicio de la canícula

Enviar a un amigo Imprimir

16-07-2021.- En esta época lo primordial es mantenerse hidratado, usar protector solar todos los días y evitar actividades en horas con alta incidencia de rayos solares

El Instituto Mexicano del Seguro Social en Yucatán exhorta a cuidar la salud de todos los integrantes de la familia debido al inicio de la canícula, evento climático en el que se registra calor extremo y disminución en la probabilidad de lluvia, que este año se pronostica su inicio a mediados de julio.
En esta época lo primordial es mantenerse hidratado, usar protector solar todos los días y evitar actividades en horas con alta incidencia de rayos solares, expresó el doctor Alonso Sansores Río, titular de la Jefatura de Prestaciones Médicas del IMSS en Yucatán.
El golpe de calor es uno de los principales padecimientos que se presenta en la canícula y se produce cuando la temperatura corporal se eleva por encima de 39.4 centígrados, ya sea por efecto de la condición ambiental o actividad física intensa.
Los grupos con mayor riesgo de presentar complicaciones por golpe de calor son niños menores de cinco años, adultos mayores, personas con enfermedades crónicas o aquellas que en horarios de mayor radiación solar realizan actividades al aire libre, como personas que trabajan en el campo o en construcción.
Cuando una persona presenta golpe de calor, el organismo es incapaz de regular su temperatura y puede provocar deshidratación, mareos, dolor de cabeza, náuseas, vómito, fiebre, enrojecimiento de la piel, convulsiones y, en algunos casos, la muerte.
Por lo que es importante evitar exponerse al sol entre las 11:00 y 16:00 horas; consumir suficiente agua o bebidas con electrolitos; usar sombrillas, gorras o sombreros; así como ropa ligera y de colores claros.
Con las altas temperaturas, señaló el especialista, los alimentos se descomponen con mayor facilidad. Ante esa situación se incrementan las enfermedades gastrointestinales y con ello la diarrea y vómitos, que de no atenderse pueden causar deshidratación, ya que se pierde agua y electrolitos (sodio, cloruro y potasio).
Durante esta temporada se recomienda evitar el consumo de alimentos en la calle, mal refrigerados o de dudosa procedencia, además de fomentar el lavado de manos después de ir al baño y antes de preparar alimentos; beber y utilizar agua hervida; además de que, en caso de consumir pescados y mariscos es importante supervisar que estén bien cocidos o fritos.

Galería Fotográfica

Comenta la Nota


 

Por favor llene todos los campos.
Nombre:
Email: (No se mostrará)
Comentario:
   

Temas Relacionados