De interés

De ninguna manera se puede despedir a un empleado abruptamente, ya que se tiene que justificar en forma legal la baja de un trabajador, los cuales cuentan con leyes a su favor, Gaspar Quintal

Perro no come perro

Enviar a un amigo Imprimir

29-07-2021.- Luego de haber salido a la luz pública una presunta lista de medios digitales, páginas de Facebook que funcionan como medios de comunicación y diversos medios impresos y electrónicos quienes reciben fuertes sumas de dinero de parte del gobierno del estado, la pregunta que surge de este polémico tema dónde quedó el respeto entre los periodistas “perro no come perro”, sobre todo de aquellos que pertenecen a la vieja guardia.

A raíz de dos publicaciones de un medio digital y que cimbró fuertemente a numerosos periodistas que tienen un convenio con el gobierno del estado, todos los que están involucrados nadie ha dicho esta boca es mía.
Pero peor aún es que le sigan el juego otros conocidos colegas que ahora resulta que son blancas palomitas y que también están juzgando con todo rigor a sus compañeros de oficio.
El argumento de acuerdo a varios comentarios de algunos colegas que están muy molestos y que tal pareciera les mueve la envidia es que se está exigiendo que haya una licitación y una regularización de la gente que tiene un producto periodístico para poder ofertarlo limpiamente a diversas instituciones entre ellos el gobierno del estado.
En este sentido, sería incongruente, pues a final de cuentas si hubiera una licitación, se tendrían que ajustar a las mismas condiciones de los que acusan con toda furia, pues el propósito de estos convenios es no hablar mal en este caso de la actuación de los funcionarios estatales y naturalmente del gobernador, esto significaría morderse la lengua y escupir arriba, siempre saldrían salpicados.
Además de que todos los gobiernos en turno siempre han ejercido este tipo de presupuestos en todos los estados para dar a conocer sus programas y de paso evitar ataques periodísticos, y eso no es privativo del PRI o del PAN es de todas las instituciones políticas en nuestro país
En una plática que sostuve con un colega al cual aprecio desde hace más de 30 años, me señaló que en el caso específico de su convenio fue una decisión personal, pero de ninguna manera el monto que percibe es íntegro: tiene que pagar el IVA, el impuesto sobre la renta y el pago de contador, además de que tiene varios empleados a su servicio a quienes les paga sus respectivos sueldos, además del pago de servidor, dominio, luz, internet, gasolina y demás gastos.
Dejando en claro que su convenio es totalmente legal y no recibe dinero en lo oscurito, además de que la información está en la página de transparencia, por lo que considera fuera de lugar, sobre todo que los críticos que los andan fustigando, no son precisamente unos santitos, pero hoy como nadie los llama y no los quieren patrocinar, pues se les hizo fácil hacerlos blanco de sus ataques.
Ahora bien, desde que entró en decadencia los medios impresos, surgieron a mediados del 2000 los medios digitales que tuvieron desde su inicio un avance bastante sólido, ya que a unos minutos de estar sucediendo la noticia o en tiempo real se informa a los cibernautas.
Una notable diferencia con los medios impresos que conforme han pasado los años han tenido también que sacar medios digitales alternos para poder competir con las páginas digitales.
Lamentablemente, muchos periodistas se les ha hecho fácil vender su talento a cambio de jugosos convenios, pero eso es una decisión personal, sobre todo si para recibir ese dinero tienen que facturar que hoy es un tema más que complicado por la serie de requisitos engorrosos para poder cumplir sin mayores problemas sus pagos en hacienda, pues al más mínimo error puede caer la persona en problemas con esta institución federal e iniciar una pesadilla interminable.
Además la gente que labora como medio privado sabe que tiene que tener clientes y es por ello que no se vale satanizar hasta la saciedad a alguien que tiene ese objetivo.
Lo que no se vale es quedar callado por todo, de no ser eco de las demandas ciudadanas, de no apoyar a un compañero en problemas, eso sí resulta muchas veces más que cuestionable, pero a final de cuentas cada quien escribe su destino y si el dinero es la mejor forma de salir adelante encapsulando por muchos años su talento, es una decisión que no podemos fustigar, pues se entiende que tiene una familia de por medio y que volvemos a reiterar cada quien con su vida.
Entonces un plomero, electricista, taxista por citar un ejemplo si es simpatizante de una agrupación política no va a prestar su servicio a una persona que pertenezca a otro partido, si éste le va a pagar muy bien por sus servicios y si hoy en medio de una fuerte pandemia necesita dinero para mantener a su familia.
Finalmente, queda claro que varios integrantes de la vieja guardia y otros que se están sumando están dejando a un lado un código que existe desde hace muchos y que debe respetarse por el que no cae, resbala PERRO NO COME PERRO.


Por EL PRINCIPAL

Galería Fotográfica

Comenta la Nota


 

Por favor llene todos los campos.
Nombre:
Email: (No se mostrará)
Comentario:
   

Temas Relacionados