De interés

Hoy se consuma oficialmente un atentado a la comunidad cultural y artística: el cierre del Macay, dizque por falta de presupuesto

IMSS Yucatán orienta sobre cómo prevenir complicaciones en la función de los riñones

Enviar a un amigo Imprimir

15-06-2021.- Cuando se presentan complicaciones en la circulación de la sangre, la presión arterial y glucosa; los riñones también suelen afectarse

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán otorga algunas recomendaciones para prevenir y evitar diversas enfermedades que pueden afectar la función de los riñones, órganos principales del sistema urinario que se encargan de filtrar los desechos y sustancias tóxicas de la sangre, producen la orina, regulan la hidratación del organismo y normalizan la concentración en la sangre de sustancias como el sodio, el potasio, el calcio, el fósforo y el bicarbonato.

 

La doctora Flor Rodríguez Melo, coordinadora de Prevención y Atención a la Salud, explicó que cuando los riñones no funcionan correctamente o se ven afectados por algún padecimiento, la persona puede comenzar a tener problemas en las vías urinarias y también en otros órganos como, por ejemplo: el corazón y los vasos sanguíneos.

 

De igual forma, cuando una persona presenta complicaciones en la circulación de la sangre, la presión arterial o la glucosa, es muy probable que los riñones comiencen a presentar afectaciones de manera gradual si no se cuenta con un seguimiento médico; lo que hace aún más vulnerable a este sector de la población.

 

Cuando un paciente es diagnosticado con insuficiencia renal o con un mal funcionamiento de los riñones, es posible que algunos minerales importantes del cuerpo, como el calcio y el fósforo, se desequilibren, y sus niveles de vitamina D también se reduzcan, generando que los huesos comiencen a perder calcio y se vuelvan débiles con el tiempo.

 

 

Algunos síntomas de insuficiencia renal aguda suelen ser: Producción de una orina más oscura o ausencia de orina (anuria); mayor necesidad de ir al baño, sobre todo por la noche; retención de líquidos lo cual puede generar hinchazón de pies o tobillos; boca seca y problemas digestivos, somnolencia, cansancio o calambres nocturnos.

 

Para cuidar los riñones, el IMSS recomienda que se realice ejercicio, se controle la glucosa en la sangre, la hipertensión arterial, se mantenga una alimentación saludable y un peso adecuado, hidratarse de manera pertinente (de preferencia con agua simple y potable), no fumar, realizarse pruebas médicas al menos una vez al año sobre todo si se tiene diagnóstico de obesidad o cualquier otro padecimiento.

 

También se exhorta a reducir el consumo de refrescos embotellados y los alimentos que contengan exceso de grasas.

 

Galería Fotográfica

Comenta la Nota


 

Por favor llene todos los campos.
Nombre:
Email: (No se mostrará)
Comentario:
   

Temas Relacionados