De interés

Dirigente sindical a favor de la vacunación, un proceso seguro y muy confiable, Jorge Camelo Escalante

LLAMA IMSS A CONTINUAR CON USO CORRECTO DE CUBREBOCAS

Enviar a un amigo Imprimir

28-02-2021.- Debido a que la emergencia sanitaria por COVID-19 continúa, es importante no confiarse y en caso de salir, usar el cubrebocas de forma adecuada como una herramienta para evitar la propagación de la enfermedad, señalan especialistas de la Oficina de Representación Yucatán del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La coordinadora auxiliar de Atención Médica, doctora Gabriela Canché Briceño, remarcó que un cubrebocas bien utilizado debe cubrir nariz y boca, ya que si sólo cubre la boca los microorganismos que pueden estar presentes encima de la tela o material del que esté elaborado se respiran, lo que conlleva un mayor riesgo de que ingresen al cuerpo.

El uso del cubrebocas por sí solo no protege del contagio de enfermedades respiratorias, aclaró la especialista del IMSS en Yucatán, por lo que al utilizarlo también deben seguirse las medidas principales de prevención de contagios, como el constante lavado de manos y la distancia de al menos 1.5 metros entre personas.

Antes de colocarlo, siempre hay que lavarse las manos correctamente con agua y jabón; ya puesto no se debe tocar para acomodarlo, tampoco colocarlo en barbilla o cuello para hablar, porque se corre riesgo de contaminación. Tiene que estar lo más adherido al rostro y no tener espacios de salidas de aire.

Para retirarse, nunca se debe tocar la parte delantera, por el contrario se realiza por medio de los elásticos; desechar inmediatamente en un recipiente cerrado y proceder a higienizar las manos con agua y jabón o en su caso, con alcohol en gel al 70 por ciento.

Un cubrebocas quirúrgico de doble o triple capa, tiene un periodo útil de cuatro a ocho horas, aproximadamente y no se deben reutilizar.

Los cubrebocas de alta eficiencia, mejor conocidos como respiradores N95 o KN95, tienen hasta un 98 por ciento de seguridad. Son indicados para quienes realizan procedimientos médicos a pacientes con COVID-19 o en salas donde hay alta concentración de personas con enfermedades respiratorias.

Estos respiradores tienen un periodo de vida de uso continuo máximo de 24 horas, pero la recomendación es utilizarla por periodos no mayores a 12 horas. Si llegan a arrugarse o pierden su característica de inicio, hay que desecharlos.

En el caso de los cubrebocas reutilizables, éstos deben ser fabricados con tres capas: la interior debe ser un material absorbente como algodón, una intermedia de un material no tejido, como polipropileno, y una exterior de un material no absorbente como poliéster.

Para desinfectar se recomienda hacerlo en lavadora a una temperatura alta, o dejar en remojo 30 minutos en una solución que contenga una parte de cloro por dos de agua, proceder a lavar con agua y jabón.

Para finalizar, el Instituto recomienda seguir con las medidas de higiene y distancia, como lavarse las manos con agua y jabón constantemente; no salir de casa en caso de presentar síntomas leves de enfermedad respiratoria; evitar tocarse la cara, así como cubrirse al estornudar o toser con la parte interna del codo. 

Galería Fotográfica

Comenta la Nota


 

Por favor llene todos los campos.
Nombre:
Email: (No se mostrará)
Comentario:
   

Temas Relacionados