De interés

Nunca es tarde para corregir, Renán Guillermo

Adán Medellín recibió el Premio “Beatriz Espejo” 2019 con Tiburones

Enviar a un amigo Imprimir

23-01-2020.- Para la emisión 2020 se considerará hacer una antología de la convocatoria.

La obra Tiburones de Adán Hernández Medellín, que narra la imagen de la violencia en un pueblo costero de Veracruz, recibió el Premio Nacional de Cuento “Beatriz Espejo” 2019, uno de los más prestigiosos del país, que busca estimular la creación literaria, de acuerdo con las estrategias en la materia del Gobernador Mauricio Vila Dosal.

 

La titular de la Secretaría de la Cultura de las Artes (Sedeculta), Erica Millet Corona, el director de Cultura del Ayuntamiento de Mérida, Irving Berlín Villafaña y la escritora que da nombre a la convocatoria otorgaron un cheque de 50 mil pesos y diploma al ganador, quien firma como Adán Medellín, en una ceremonia realizada en la Biblioteca Pública Central “Manuel Cepeda Peraza”.

 

El galardonado, originario de la Ciudad de México, declaró que para que un cuento exista se necesita de un narrador y un escucha. Apuntó que este Premio es una motivación y una noticia gozosa para él, ya que por un lado honra a una brillantísima escritora y por otro, persiste como un espacio de creación y libertad para que las y los escritores mantengan su sitio ante la oferta editorial de nuestros días.

 

La funcionaria estatal anunció que para la siguiente edición se considerará hacer una antología para celebrar dos décadas de su existencia y se reforzará la promoción de la convocatoria con las instancias de cultura de los estados. También, destacó que la vinculación, la unión y la cercanía entre entidades y organismos públicos o privados permiten resultados positivos para la ciudadanía.

 

En tanto, Beatriz Espejo, quien fungió como presidenta del jurado, conformado por Karla Marrufo Huchim y Carlos Martín Briceño, dijo que durante 19 años el certamen ha incrementado su participación y es una gran labor analizar las propuestas, pues el cuento es un género difícil y requiere de sabiduría, capturar al lector y tener un final sorprendente.

 

En su oportunidad, Berlín Villafaña hizo énfasis en el prestigio y objetividad del “Beatriz Espejo”, factores que lo hacen un referente en el país; además, refirió a que las diversas formas de la cultura sirven como factor de unión, puente de diálogo y contribuyen al entendimiento entre personas.

 

Martín Briceño leyó el laudo en el que se señaló que, por su habilidad para describir y transmitir una situación de angustia y tensión sostenida, a través de un lenguaje de precisión impecable, se eligió para esta edición a Tiburones, admitida con el seudónimo Juan Thorpe. El trabajo de Hernández Medellín tiene un tratamiento duro y habla de un universitario que levanta pruebas de voz para una clase y es confundido por un espía.

 

Además, se otorgaron tres menciones honoríficas: una para el yucateco Manuel Yobaín Vázquez Bailón, por Cuidados paliativos, y las demás fueron para Martín Alberto Durán Romero de la Ciudad de México, con Cartas a Charlottenburg, y al michoacano Miguel Ángel Gómez Reyes, autor de Últimos ajos acompañados. Se recibieron 516 trabajos, de los cuales 498 cumplieron con los requisitos estipulados.

 

Atestiguaron el acto la directora de Desarrollo Artístico y Gestión Cultural de la Sedeculta, Ana Ceballos Novelo, la subdirectora de Fomento a la Cultura del Ayuntamiento de Mérida, Liliana Bolio Pinelo, Andrés Castillo Martínez y Edgardo Arredondo, ganador de la emisión 2014 y mención honorífica 2017, respectivamente; y el presidente de la Asociación de Agencias Promotoras de Turismo de Yucatán A.C. (Aaprotuy), Luis Herrera Albertos.

 

Galería Fotográfica

Comenta la Nota


 

Por favor llene todos los campos.
Nombre:
Email: (No se mostrará)
Comentario:
   

Temas Relacionados