De interés

Socialista del Sureste realizará este sábado su último paso para convertirse en nuevo partido político

11 de diciembre no se olvidará entre los electores yucatecos, pues representa el Tsunami de la traición y la desvergüenza política hacia el pueblo de Yucatán

Enviar a un amigo Imprimir

12-12-2019.- Desde hace muchos años nunca había permeado tanto en el sentir de los yucatecos, un hecho de la magnitud que tuvo lugar este miércoles 11 de noviembre donde se votó en contra de los intereses de los yucatecos.

No se tomó en cuenta los oficios dirigidos a los legisladores de Yucatán por parte de los integrantes del Movimiento Hormiga, no se tomó en cuenta a nadie, solamente había un compromiso votar por la iniciativa estatal y punto.

 

De nada sirvió el llamado de los directivos de Morena y del PRI hacia sus legisladores salvo los casos de dos valientes diputadas y un legislador del PRI que damos cuenta en nota aparte, los demás representantes “ciudadanos” se salieron por la tangente y votaron sin pensarlo dos veces en el momento culminante en contra del sentir de los yucatecos.

 

El movimiento constante en redes sociales ha sido constante y avallasador durante los últimos días rechazando estos impuestos, pero cuando existen otros intereses de por medio los llamados ciudadanos vale una pura y dos con sal (en término coloquial vale madres).

 

Pero es fundamental desmenuzar lo sucedido en el congreso local, primero la asistencia de decenas de empleados estatales en horas de trabajo solamente checaron su entrada en sus trabajos y de inmediato el destino era el poder legislativo, por ello cuando llegaron los priístas y ciudadanos el interior del mismo estaba lleno.

 

Vimos caras conocidas de muchos empleados que llevaban cartulinas en apoyo al paquete fiscal, entonces porqué por años se ha prohibido a los ciudadanos que entren con este tipo de material y con leyendas, o el reglamento se ejerce o de plano la ley se viola cuando es necesario para consumar un traición al pueblo de Yucatán.

 

Se comenta que uno de los operadores de todo este movimiento fue el nada célebre Roger Torres Peniche hoy conocido como Papá Toro, pero aquí vale la pena hacer la reflexión, el ex priísta y otros pensantes no se les cruzó en la cabeza el despertar del presidente estatal del PRI, Francisco Torres Rivas luego de un letargo de varios meses sacó por fin la casta y como se debía hacer, aunque a final de cuentas la opinión de la gente es el mejor veredicto y sobre todo cuando esté de por medio el próximo proceso electoral en el 2021.

 

Queda claro que hoy esta guerra no fue ganada por nadie, pues quedó en evidencia y ante la opinión pública el amasiato de 22 diputados con las autoridades estatales panistas quienes se llevaron de paso el repudio de los ciudadanos, pues muy pocos estarán de acuerdo en pagar el impuesto por seguridad y el nuevo reemplacamiento vehicular.

 

Otro aspecto sumamente controversial es la postura asumida por Lila Frías Castillo quien por segundo año consecutivo vuelve a votar por una iniciativa que proviene del gobierno emanado de acción nacional y esto hay que destacarlo pues hoy la legisladora representa al priísmo como secretaria general del PRI, es evidente que la respuesta de los directivos estatales de este partido será dado a conocer en las próximas horas.

 

También está el caso de la legisladora Karla Franco que representa al sector popular, pero que estuvo a favor del paquete fiscal, este es otro tema que seguramente será tratado en el seno del PRI.

 

De los demás legisladores quienes muchos de ellos le apuestan a la amnesia política, es a todas luces un grave error, la gente hoy ante la consolidación de las redes sociales la gente comparte y vive con pasión lo que sucede en su entorno social y político, por ello este sentir es un grave error de percepción política.

 

De que ahora los diputados del PRI se sienten ofendidos por el llamado de su dirigente, la pregunta es dónde quedan entonces los intereses de sus representados y con quien participan políticamente a final de cuentas.

 

Es un hecho que varios de los legisladores cuentan con recursos económicos de antología, pero si éstos se deben al pueblo porqué darles la espalda y porqué cobran grandes sueldos sin hacer algo por la gente que depositó en las pasadas elecciones hacia su oferta política.

 

En resumen un día negro en la historia política de Yucatán que sinceramente creemos no olvidarán los yucatecos.

 

 

Por EL PRINCIPAL

 

 

 

 

 

Galería Fotográfica

Comenta la Nota


 

Por favor llene todos los campos.
Nombre:
Email: (No se mostrará)
Comentario:
   

Temas Relacionados