De interés

Liderazgo político del PRI de Yucatán a la baja no sirve de contrapeso contra el Gobierno del Estado

Comunicado de la CODHEY

Enviar a un amigo Imprimir

13-05-2019.- La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (CODHEY) expresa su preocupación por la difusión en redes sociales de las políticas públicas del Consejo Estatal de Población en Yucatán (COESPO), enfocadas al enaltecimiento y promoción de la maternidad infantil, un problema que afecta negativamente la salud, la permanencia en la escuela, los ingresos presentes y futuros, el acceso a oportunidades recreativas y sociales, además, que algunos casos podrían estar relacionados con el abuso sexual.

Yucatán está entre los primeros 10 estados del país con mayor índice de embarazos adolescentes e infantiles; y México es el primer lugar en casos de embarazos infantiles y adolescentes entre todos los países que son parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

 

La CODHEY reitera que el embarazo en la adolescencia, además de los riesgos en la salud física y emocional, puede también tener repercusiones sociales y económicas negativas tanto para las menores de edad como para sus familias.

 

Además, que muchas adolescentes embarazadas se ven obligadas a abandonar la escuela, quedando en una clara desventaja con respecto a sus pares, ya que tienen menos aptitudes y oportunidades para encontrar un trabajo bien remunerado.

 

A todo esto, se suma que tener relaciones sexuales sin protección implica un riesgo permanente de adquirir una infección de transmisión sexual.

 

Las Organización Mundial de la Salud, desde 2011, pidió a los países adoptar medidas enfocadas a prevenir los embarazos entre adolescentes, y en México, el Instituto Nacional de las Mujeres desarrolla la Estrategia Nacional para la Prevención de Embarazo en Adolescentes (ENAPEA) que se plantea disminuir a cero los nacimientos en niñas de 10 a 14 años y reducir en un 50% la tasa específica de fecundidad de las adolescentes de 15 a 19 años (TEF15-19) para el año 2030; por lo que resulta preocupante que en Yucatán se envíe un mensaje que contravenga estos esfuerzos enfocados en la protección de los derechos de las niñas y adolescentes.

 

El llamado al COESPO en Yucatán, así como a las diversas autoridades, es a desarrollar campañas de prevención del embarazo adolescente, así como la erradicación del embarazo infantil, un problema que debe considerarse de salud pública, y que por tanto, debe ser tratado como tal.

 

 

Galería Fotográfica

Comenta la Nota


 

Por favor llene todos los campos.
Nombre:
Email: (No se mostrará)
Comentario:
   

Temas Relacionados