De interés

Dos ranchos de Diego Lugo fueron objeto de extraños siniestros cuyas pérdidas ascienden a más de 300 mil pesos

Exijo una explicación.

Enviar a un amigo Imprimir

09-04-2019.- Por Guillermo Barrera Fernández

Esa era la frase característica de Condorito, personaje característico del caricaturista chileno Pepo, ante una situación inesperada.

Pues bien, de la misma manera, los yucatecos podemos equipararnos al artista gráfico ya mencionado y expresar lo mismo al gobierno del estado en turno y sobre todo a su titular, Mauricio Vila.

Hace algunos meses, al inicio de su administración, Mauricio Vila mandó a la titular de la contraloría, Lizbeth Basto, a protagonizar una farsa ante los medios de comunicación y las instancias de procuración de justicia, denunciando penalmente a la administración encabezada por Rolando Zapata y a varios de sus integrantes, por presuntos desvíos, sin que a la fecha hayan resultados de tales indagatorias y sin que se haya citado a nadie a comparecer siquiera.


Desde entonces dijimos que todo se reducía a una cuestión de espectáculo y figurado, para que el gobierno en funciones se curara en salud y no se cuestionase la manifiesta incapacidad de varios de sus elementos, comenzando por su titular.


Pero lo que pone de manifiesto que teníamos razón y que la administración de Rolando Zapata, cumplió de manera satisfactoria y de manera más que aceptable con nuestra entidad, es el hecho de que en sesión de congreso, todas las fuerzas políticas de nuestro estado, con excepción de Movimiento Ciudadano y sus diputadas viajeras, votaron a favor de aprobar las cuentas de la administración precedente.

Es decir, los diputados panistas, abofetearon contundentemente y de manera notoria, a la titular de la contraloría estatal, pues si las cuentas del gobierno anterior son aprobadas, estamos hablando de un ejercicio presupuestal correcto, en el que quizá pudieran haberse suscitado fallas, errores y omisiones de carácter administrativo, pero difícilmente pudieran haberse cometido delitos, que atentasen contra el patrimonio estatal y contra los yucatecos.


Esto es, los legisladores panistas desmintieron y exhibieron al gobernador Mauricio Vila como un mentiroso, como un manipulador de la realidad, pues si votaron a favor de aprobar las cuentas del gobierno priista anterior, quiere decir que no existen irregularidades significativas en el ejercicio presupuestal y en la aplicación de los recursos.

No es posible entender esta situación de otro modo.

No cabe duda que Vila y sus corifeos, son funcionarios de película, pero de película cómica, chusca, de enredo. Gracias por permitirnos reír a carcajadas.

A ver ahora cómo justifican la metida de pata.

Lo que es un hecho, pese a quien le pese y duela a quien le duela, es que Rolando Zapata Bello le cumplió a Yucatán en lo administrativo, de manera más que decorosa; y quien no me crea, quien dude de mis palabras, por favor que se apersone a las oficinas de los integrantes de la fracción del Partido de Acción Nacional en el congreso del estado y le pregunte a sus integrantes, comenzando por su coordinadora, la diputada Rosa Adriana Díaz Lizama, para que confirme la veracidad de mis palabras: Rolando Zapata Bello y su gobierno, cumplieron con Yucatán y por eso aprobaron sus cuentas.

Ahí se resume todo. No hay otra cosa que decir. Es cuanto.
Seguimos pendientes...

 

Galería Fotográfica

Comenta la Nota


 

Por favor llene todos los campos.
Nombre:
Email: (No se mostrará)
Comentario:
   

Temas Relacionados